miércoles, junio 01, 2011

La Casa de la Crónica difunde la historia de Chetumal

La Casa de la Crónica se localiza en el Parque de los
Caimanes (Foto.- Jaime Rodríguez)

CHETUMAL.- Un pueblo que conoce su pasado es un pueblo que puede enfrentar los problemas del futuro. Conocer la historia fortalece las raíces cultuales y otorga una identidad sólida. Identidad que no puede borrarse con imposiciones humanas.
La Casa de la Crónica se localiza en el Parque de los Caimanes, uno de los más antiguos de Chetumal. El edificio que alberga a la Casa de la Crónica es del estilo colonial inglés que predominaba hacia la primera mitad del siglo XX: una casa de madera de dos plantas y techo de lámina.
En la sala principal se encuentra una muestra fotográfica que abarca diferentes etapas de la historia de Chetumal, fundada con el nombre de Payo Obispo el 5 de mayo de 1898 por Othón P. Blanco. La historia es de todos sabida, pero los hechos son casi desconocidos para la mayoría de los habitantes de Chetumal.
Fundada el 23 de julio de 1998, esta casa ofrece los servicios de biblioteca y fuente de información para estudiantes de todos los niveles hasta académicos universitarios e investigadores.  El profesor Ignacio Herrera Muñoz, cronista vitalicio de la ciudad y encargado de la Casa de la Crónica, ha recopilado mucha información al respecto entre documentos, libros y fotografías que se aprecian en la sala principal.
Estas fotografías están clasificadas en diferentes etapas de la historia de Chetumal, entre las que destacan los espacios dedicados al huracán “Janet”, la fundación de la ciudad y sus protagonistas, y el desarrollo hacia la modernidad.

“Esto sirve para exhibirse para el conocimiento de las personas que no conocieron la ciudad como fue, o aquellos que la conocieron y cuando pasó el huracán Janet, o a causa de la urbanización o la modernidad”, cuenta Herrera Muñoz, “la finalidad de la Casa de la Crónica no es solo que tenga la historia gráfica de la ciudad, de la transición desde su fundación, sino también que exista información histórica aparte del Archivo del Estado”.
A este lugar acuden estudiantes de todos los niveles y académicos e investigadores; el cronista los atiende personalmente. También recibe visitas de grupos y turistas. La persona que llega a la casa no necesita de un guía pues la exhibición fotográfica está respaldada con la información contenida en los “pies de foto”.
La Casa de la Crónica no recibe un presupuesto. Como informó el profesor Herrera Muñoz, las necesidades que tiene la casa como algunas reparaciones o cuestiones técnicas, son apoyos que otorga la Secretaría de Cultura, además de otorgarles material de oficina. Los gastos de teléfono los solventa el propio cronista.
La Casa de la Crónica permanece abierta de lunes a viernes y está abierta a todo el público local y visitante. 

1 comentario:

WILLIAM JESÚS YAH PAT dijo...

Es grato saber que en nuestros tiempos aun existan personas comprometidas con su pueblo con sus raíces,promoviendo a través de su acervo, la memoria de Chetumal, hechos y casos que sin lugar a dudas nos refleja la evolución histórica de esta tierra que los vio nacer.
En hora buena, y una gran felicitación por esta gran labor que realizan, que es proyectar el pasado de nuestra ciudad en el presente.

WJYP